El rechazo a la tecnología  que sienten los adultos mayores, sorprende a pocas personas, pues es raro verlos manejando un ordenador, una tableta o un móvil de última generación y alguna razón tienen para no sorprenderse, pues muchos mayores sienten temor a manejar un cajero automático o a pagar en un comercio con una tarjeta bancaria.

Con frecuencia tienen dudas si recordarán la clave o se paralizan cuando al presionar un botón se le disparan cosas que ni siquiera comprenden. Ni qué hablar de sentarse frente al teclado de un ordenador o tomar una tableta para seguir las noticias a través del medio de su preferencia.

Así que la mayoría de la gente joven y de adultos asume, que a los mayores les está negada la posibilidad de acceder a los avances tecnológicos y lo aceptan como algo normal, razonable, pues pertenecen a otra generación y la edad los ha hecho más rígidos, más temerosos y más resistentes a los cambios.

Pero la pregunta es, ¿por qué hay personas de avanzada edad que sí se atreven? Y es en este punto que tenemos que revisar nuestras actitudes, porque la mayoría de las veces no somos pacientes ni tolerantes. Olvidamos que los tiempos de un mayor son más lentos que los nuestros, que su capacidad perceptiva ha disminuido y que su memoria, con frecuencia les hace algunas jugarretas. Si hay mayores que han conseguido recibir un título universitario después de los 70 años, o cursar los estudios de secundaria que no pudieron hacer en su momento, ¿qué puede impedirles sumarse a los avances tecnológicos?

Pareciera ser esencialmente una cuestión de actitud, actitud de la persona que se resiste y piensa “esto ya no es para mí, es para los jóvenes” y  actitud de las personas que  aceptan como cierta esa conclusión; pero la verdad es que la tecnología -y especialmente la informática- le abre a los mayores una cantidad extraordinaria de posibilidades, no sólo para mantenerse activos, actualizados, sino también para desarrollar ciertas destrezas que le permiten activar su capacidad cognitiva, ampliar su relación con el mundo y disfrutar de una serie de entretenimientos que están al alcance de una aplicación cualquiera. Conectarse a Internet les permitirá sentirse vigentes, integrados, identificados con los intereses de sus hijos y sus nietos, ampliar su comunicación con los otros y compartir esos espacios con ellos.

Por lo tanto la actitud debería ser estimularlos  y favorecer su ingreso a un mundo que parece no tener límites.

One Response so far.

  1. belkis dice:

    Importante que las personas de edad se interese por las herramientas que ofrece la tecnologĺía, pues puede ser un modo de mantenerse en contacto permanente con la realidad.

Deja tu comentario