Estela Bienestar Mayores es un Programa de acompañamiento e intervención terapéutica basado en el  Modelo de Atención Centrada en la Persona (ACP).
Es un Programa innovador en el campo del cuidado y práctica terapéutica que se realiza de manera individual o grupal.
Está dirigido a personas Mayores dependientes, o con demencia leve – moderada, abarcando, de manera integrada, tres áreas fundamentales:
-ESTIMULACIÓN COGNITIVA.
-PSICOMOTRICIDAD RELACIONAL.
-LENGUAJE, A TRAVÉS DE PRÁCTICAS NARRATIVAS.

Además, ofrece apoyo psicológico en el período de adaptación de la persona al nuevo espacio y entorno social de la Residencia, y presta orientación a la familia.

 

CONSIDERACIONES GENERALES EN TORNO AL PROGRAMA

¿Por qué es innovador?
Porque la implementación de las actividades está adaptada a las necesidades, deseos, sentimientos, circunstancias vitales, físicas y espirituales de cada persona en particular. El apoyo afectivo y la comunicación son aspectos fundamentales que orientan el trabajo, porque constituyen la base indispensable para el desarrollo eficaz de toda intervención.
En este sentido, las actividades vinculadas al lenguaje, a través de prácticas narrativas, son el eje en torno al cual se articulan el conjunto de propuestas relacionadas con la estimulación cognitiva y la práctica de psicomotriz relacional.
Se trabaja con la palabra oral  promoviendo relatos de experiencias personales que activen la memoria: recuerdos, percepciones, imágenes mentales, y con escritura, individual y/o colectiva, utilizando técnicas muy sencillas de escritura creativa.

 

¿Qué beneficios se obtienen?

–    Un progresivo bienestar emocional.
–    Una armónica adaptación al nuevo entorno físico y humano de la Residencia.
–    La creación e incorporación a grupos de personas afines.
–    La formación de vínculos de referencia con otras personas que comparten las mismas actividades, sintiéndose, así, reconocidos por los demás en su historia vital.
–    La ilusión por sentirse capaz de llevar a cabo proyectos personales y grupales.
–    Encontrarle un sentido positivo a su vida, dejando de experimentar la vejez como una etapa en que todo ha terminado, sino que, por el contrario, existen motivos y oportunidades para disfrutar y seguir desarrollándose como persona.

Deja tu comentario