Apoyo Emocional

Orientado a las necesidades del adulto mayor

El apoyo emocional se enfoca de manera diferente a una relación psicoterapéutica convencional, pues el vínculo que se establece entre el profesional acompañante y el adulto mayor, está basado en una comunicación empática, libre, espontánea, en la cual son prioritarias las necesidades del mayor, de comunicar sus emociones, sus preocupaciones, sus temores, sus vivencias actuales, así como sus recuerdos, sus relaciones familiares -y en general- los estados emocionales que suelen acompañarlo en una etapa que casi todos experimentan como la más difícil de su vida; seguramente, porque ésta se ve perturbada con frecuencia por alguna enfermedad que puede afectar su área cognitiva, su capacidad psicomotriz, o estar centrada en aspectos emocionales. Se trate de personas que han padecido un accidente cerebro vascular (ACV), que hayan tenido una disminución de sus capacidades sensoriales; o que estén pasando por un estado de ansiedad, de desesperanza, o de apatía; la posibilidad de tener una persona que las escuche, que las comprenda y que las ayude a ubicarse en los que ellos viven como una realidad dolorosa, les aliviará la pesada carga de arrastrar los años, contando con alguien que pueda comprenderlos desde “otro lugar, desde otra visión”.