Está comprobado que en promedio, las mujeres viven más años que los hombres. También, que en los países más desarrollados la esperanza de vida es mayor en las mujeres, lo cual se debe a una combinación de factores biológicos y de hábitos de vida. No sucede lo mismo en países con índices más bajos de desarrollo, pues a las desigualdades sociales y la discriminación que sufren, se agrega un número más elevado de muerte por el VIH, parto e incluso suicidios.

Diferentes estudios demuestran que el proceso de envejecimiento es diferente en hombres y mujeres por razones diversas. El hecho de que las mujeres tienen más estrógenos que los hombres, es quizás, la principal; pues los estrógenos protegen de enfermedades cardiovasculares hasta la menopausia. Otros factores que se consideran importantes, es que las mujeres desarrollan vínculos familiares y sociales más fuertes que los hombres y además, que las mujeres se cuidan más. Se estima que los hombres visitan al médico un 24% menos que las mujeres y son más propensos a saltarse algunos controles, como el del colesterol o el del antígeno prostático.

Un estudio reciente realizado en la Universidad Médica y Dental de Tokio, asegura haber descubierto la razón por la que las mujeres viven más que los hombres. Explican que el sistema inmunológico envejece de diferente manera en hombres y mujeres, lo cual es determinante para que el sexo femenino tenga mayor longevidad que el masculino.

Según dicho estudio, existen dos componentes claves del sistema inmune: los linfocitos-T (que son los que protegen al cuerpo de infecciones) y los linfocitos-B (que son los segregan anticuerpos). Estos son dos tipos específicos de glóbulos blancos.
La tasa de disminución de la mayoría de linfocitos T y B es más veloz en hombres, quienes también mostraron un declive más rápido relacionado con la edad. Los linfocitos CD4 y las células NK son dos tipos específicos de células del sistema inmune que atacan a los invasores. Durante la investigación, estos aumentaron en cantidad con los años, con una mayor tasa de crecimiento en mujeres que en hombres. Según los investigadores, “los resultados indican que la tasa de disminución en estos parámetros inmunológicos es más lenta en mujeres que en hombres y esto es consistente con el hecho de que las mujeres vivan más”.

Deja tu comentario